Todo comenzó cuando en el colegio de mis pequeños, allá por noviembre de 2010, vi un cartel con unos muñecos de plastilina y me encantó. Como todos los años, estaba dándole vueltas a la cabeza sobre cómo debía ser la publicidad de nuestros campamentos 2011, y a partir de esa idea, de la plastilina, que se “amolda” tan bien al trabajo que hacemos, comencé a buscar a un escultor que pudiera desarrollar un “aulajoven de plastilina”.

Después de unas cuantas llamadas, búsquedas en Internet y correos electrónicos conseguimos localizarle y nos pusimos en contacto con él para comentarle que es lo que queríamos.

Él se llama Daniel Pérez y desde el principio nos entendimos perfectamente. Le contamos lo que hacíamos, cómo trabajábamos y él nos comentó que también había hecho campamentos durante más de 15 años, ¡vaya casualidad!, así que era perfecto para comprender lo que estábamos buscando.

Pero no todo iba a ser perfecto y, en ese momento, él estaba inmerso en un importante trabajo (allá por navidades) y no podía empezar hasta que terminara con ello. Pero no nos importó. Estábamos tan seguros de que tenía que ser él quien se encargara del trabajo, de nuestra nueva imagen, que le dijimos que le esperábamos. Así que cruzamos los dedos para que no surgiera ningún contratiempo y después de Navidad, corre que te corre, empezamos a desarrollar esta fabulosa idea.

Cuando lo tuvo terminado y nos llamó para ir a recogerlo estábamos muy nerviosos. No sabíamos cómo iba a ser exactamente. Tan sólo le habíamos contado unas cuantas cosas sobre nosotros, enseñado algunas fotos de los campamentos… pero Daniel, que es un artista, nos había calado enseguida y, como no podía haber sido de otra manera, el resultado nos encantó.

De su taller salimos corriendo a dos estudios de fotografía para que nos ayudaran a terminar lo que habíamos empezado. Ahora no le damos importancia a tantas prisas pero esos momentos fueron muy estresantes porque desarrollar una creatividad en tan poco tiempo es muy complicado.

Y el resultado es el que tenéis en la web y el de la publi en papel. Unos muñecos de plastilina en un entorno de campamento que concentran lo que hacemos y a quien está dirigido. Que son de plastilina porque nos acerca a los niños, que son siempre nuestro objetivo, y que es un material moldeable porque nuestro trabajo se adapta a los chavales y al entorno. Una imagen que es fresca y cercana, como somos nosotros. 

Tenemos que dar las gracias de todo corazón a Ana Johansson que nos puso en contacto con Daniel y estuvo pendiente de todo el proceso. A Daniel por su creatividad y su arte, ¡enhorabuena Dani!. También a Elena Martínez Benito porque gracias a su amistad y a personas como ella, aulajoven ha seguido creciendo. Tampoco queremos olvidarnos de  nuestro fotógrafo, Adrián Domínguez, y de la colaboración de Jorge Rodríguez de la empresa 4punto0.com, que en menos de 48 horas sacó todo el trabajo de diseño y creatividad publicitaria adelante (¡eres un campeón Jorge!).

Esta es la historia de nuestra nueva imagen, de nuestro “aulajoven de plastilina” y queríamos contárosla.

Saludos a todos, esperamos que disfrutéis de principio a fin de nuestros campamentos.

Sena

Coordinador General

Grupo Aula Joven s.l.