Hoy os presentamos a Pablo Gil, monitor de  Aula Joven al que hemos visto crecer en nuestros campamentos. Nos sentimos orgullosísimos de todos los que han sido acampandos y, después, han querido seguir cerca de nosotros como monitores. Queremos que los conozcáis porque nadie mejor que ellos podrá contaros cómo es la experiencia de nuestros campamentos. Y nadie mejor que ellos para cuidar de vuestros hijos y saber, por experiencia,  qué es lo que necesitan en cada momento. Pablo, este año, repite, ¿os apuntáis también vosotros? 

– Cuéntanos brevemente cómo llegaste a Aula Joven y tu experiencia con nosotros:
Mi comienzo en Aula Joven, llegó de manos de un grupo de amigos de colegio allá en el 2002….si mal no recuerdo, era el segundo campamento que probaba !!…después de una mala experiencia en otro lugar.
Y desde ese momento, ya veis! no he parado la andadura. No fue tarea difícil adaptarse a las actividades, normas y ambiente que hay en Aula Joven, quizás por ser un chico bastante abierto, en general o por el nivel de monitores que había y que hay, dedicado al desarrollo de actividades de integración. También Aula Joven me dio su afecto en muchos momentos delicados y de alegrías. Una vez pasado mi época de acampado, viendo que se me acaba el “cupo”, ofertaron cursos de monitor de ocio y tiempo libre y me fui sin pensarlo, lo que hoy agradezco, ya que de monitor sigo viviendo experiencias que sirven a cualquier persona en su forma de llevar la vida y de relacionarse. 

¿Por qué te gusta trabajar en campamentos de naturaleza?
En los campamentos de naturaleza, como el propio nombre indica es lo natural fuera de la gran ciudad momento de olvidar problemas, estrés y sentirte en cierto modo liberado.
Otra cosa que mencionar es el desarrollo de la imaginación, en actividades y con los recursos de materiales, aunque el pilar que lo sustenta esto es la satisfacción personal y colectiva al ayudar al resto. 

¿Qué crees que les aportan los campamentos a los niños? 

No es muy diferente a lo que nos aporta a nosotros, ya que les intentamos transmitir lo que nosotros queremos aportar, siempre visto desde el punto de vista suyo y no el nuestro, que es crear su actividad para el desarrollo de su imaginación, aunque para crear esto primero hemos tenido que desarrollar la nuestra. 

¿Fuiste de campamento cuando eras pequeño?, ¿qué diferencias ves entre los campamentos de antes y los de ahora? 

Si fui cuando era pequeño, he estado en los diferentes grupos de edad que tiene Aula Joven. Respecto a las diferencias que había anteriormente, veo una mejora de las instalaciones. El nivel y exigencia del monitor sigue siendo el mismo aunque deberíamos de incorporar de nuevo actividades que antes solían salir bastante bien, por otras que, aunque sean nuevas, no dan el mismo resultado. 

– ¿Qué les dirías a los padres para que apunten a sus hijos a un campamento?, ¿Y a los niños? 

A los padres que un campamento les va a dar a ello 15 días de libertad…jeje, y a sus hijos un poco de responsabilidad, lo que muchos les hace falta, una visión de contraste para que vean como están en su casa y como se vive fuera de ella, aparte del desarrollo que se da en el chico, al estar haciendo actividades y viviendo fuera de su entorno. 

Y a los niños,  que van a pasarlo bien, a disfrutar, a no parar en todo el día. Conocerán otros sitios,  gente nueva y vivirán experiencias diferentes, que no saben que están ahí pero que las tienen delante así que ¿por qué no probarlas? 

Pablo Gil, monitor de campamentos Aula Joven
Califique el contenido