Hoy os traemos una nueva entrevista de un monitor muy querido por todos nosotros, Javier Roger, participante en el campamento durante ocho años y monitor desde hace cuatro.
¿Cuál fue tu primera sensación cuando entraste en el campamento? Fue un poco locura, era la primera vez que salía de casa y por suerte iba acompañado de mi gran amigo Javo, que ya había ido antes, al principio me sentí muy desubicado con tanto chaval y chavala pero muy contento de estar allí. La sensación se me quitó tan pronto estaban hechos los grupos.
¿Con qué idea entraste y cuál es la actual? Entré con la idea de ver qué era eso de estar lejos de los padres y con miedo porque no sabía que me iba a encontrar allí. Mi idea actual es muy distinta, creo que es un entorno maravilloso dónde los acampados y acampadas tienen la oportunidad de aprender maravillosos valores, aprender muchos de las relaciones sociales y además de todo esto hacerlo al aire libre y llevarse unas amistades que en muchos casos son para muchos años.
¿Cuántos años de monitor llevas con aula joven, y de niño? Pues entré con 10 años y actualmente tengo 22, así que llevo 4 años de monitor y 8 de acampado. Exacto, llevo 12 veranos con Aula Joven.
¿Qué es lo que más te gustaba? Sinceramente las noches, esas geniales veladas nocturnas que se montaban y las postveladas, es ahí donde se forjan las verdaderas amistades, en las charlas nocturnas.
¿Cuéntanos un recuerdo inolvidable? Si pienso en el campamento me llegan mogollón de recuerdos buenos, pero el primero que se me pasa es cuando conocí a la monitora que me ha marcado durante años y con la que aún mantengo amistad (Mónica, que tía mas guay) y conocí a la vez a los integrantes de ese grupo, con los que actualmente mantengo mi mejor amistad y momentos.
¿En qué crees que ha cambiado tu vida desde que vas de campamentos? Antes de ir de campamento era un niño muy introvertido, los que me conocen ahora saben lo extrovertido que soy y eso es gracias a los campamentos Aula Joven. Además de eso han cambiado mi manera de ver la educación, la educación no es exclusiva de los padres, cuando 12 personas pasan 15 días contigo, aprenden mucho de ti y de tu forma de ver la vida y a las otras personas. Como ya he dicho, los campamentos son un entorno de formación continua y de ritmo acelerado.

Monitores Aula Joven, Javier Roger
Califique el contenido