Javier Rodríguez ha asistido a los campamentos Aula Joven desde que tenía 8 años y ya lleva unos cuantos con nosotros trabajando como monitor. Siempre dispuesto a colaborar, disfruta con su trabajo con los chavales y con la naturaleza. Para nosotros es “Javo”, y es un lujo contar con él cada verano. Sigue leyendo porque te invitamos a conocerlo.

– Cuéntanos brevemente cómo llegaste a Aula Joven y tu experiencia con nosotros

Yo tenia 8 años si no recuerdo mal, y mis padres buscaron un campamento para pasar unas vacaciones diferentes, ¡y vaya si lo fueron!. No concebía un verano sin campamento. Hice muchos amigos allí, muy buenos, con la mayoría aún mantengo el contacto. Tanto me gustó el campamento que no quise dejarlo atrás y me hice monitor, para poder vivir esa misma experiencia cada año.

– ¿Por qué te gusta trabajar en campamentos de naturaleza?

Es la excusa perfecta para pasarlo genial, disfrutar de la naturaleza, aprender de la convivencia. Es genial poder despertarse y encontrarse rodeado de esa naturaleza, y más aún, compartiéndola con los chicos y chicas que vienen a pasar un par de semanas por todo lo alto.

– ¿Qué crees que les aportan los campamentos a los niños?

Una de las cosas más importantes que puede enseñar un campamento, a cualquier persona, es el respeto. Ya sea un campamento de naturaleza como cualquier otro tipo, los niños aprenden a respetarse unos a otros, a adoptar un enfoque colectivo en muchos ámbitos de la vida. Otra cosa muy importante es que un campamento inculca al niño responsabilidad, como ser ordenado, puntual, etc. Aparte de esto, les aporta algo muy importante y es despegarse de la televisión, de los videojuegos, y acercarse a otros niños, fomentar las relaciones sociales que tanto faltan últimamente.

– ¿Fuiste de campamento cuando eras pequeño?, ¿qué diferencias ves entre los campamentos de antes y los de ahora?

La respuesta es sí, sí fui de campamento de pequeño como antes he dicho. ¿Diferencias?, pocas y muchas. Pocas en el sentido que el objetivo de un campamento se mantiene intacto: divertirse y aprender. Muchas debido a novedades en actividades, formas de pasarlo bien, la propia mentalidad de las personas…

– ¿Qué les dirías a los padres para que apunten a sus hijos a un campamento?, ¿Y a los niños?

A los padres les diría que es una de las experiencias más enriquecedoras para sus hijos, como ya dije, es perfecto para relacionarse, compartir, aprender, disfrutar, divertirse… A los niños, simplemente que vivirán mil aventuras, que lo pasarán de lujo, que haremos actividades divertidas y un tanto alocadas.

Javier Rodriguez “Javo”, monitor de campamentos Aula Joven
Califique el contenido