Difícil de buscar, más de conseguir, aquí os presentamos al mejor equipo de coordinadores de tiempo libre en Madrid.

Todos ellos forman parte de equipo de aula joven.

Coordinadores de tiempo libre en Madrid, Aula Joven.

Formados en la Escuela de Animación Ocio y tiempo libre AULA JOVEN, hoy este equipo de coordinadores de tiempo libre en Madrid, forma el equipo humano más potente del sector.

Ilusión, pasión, constancia, esfuerzo son algunas de las cosas que nos diferencian del resto.

Aula Joven apuesta seriamente por la formación de grandes equipos de trabajo, para ello contamos con nuestros coordinadores de tiempo libre en Madrid.

De esta forma conseguimos un valor inigualable para nosotros, es la CONFIANZA de las familias en nuestros campamentos de verano y actividades extraescolares a lo largo del año.

Hemos querido aprovechar este post para preguntar a nuestros coordinadores de tiempo libre en Madrid -Aula Joven- las siguientes cuestiones que seguro que nos van a dejar a todos felices:

  1. – ¿Sigues con la misma ilusión que cuando empezaste? ¿Por qué?
  2. – Cuéntanos una de tus experiencias más gratificantes en los campamentos.
  3. ¿Describe una anécdota divertida del campamento?

CARLOS BOLAÑOS. Coordinador de los campamentos de verano en Piedralaves -Ávila-

1.- La misma? Yo diría que incluso más.

¿Por qué?

Porque año tras año sigo aprendiendo de todo lo que sucede en los campamentos, en la preparación, en las vivencias, en las aportaciones a la programación por parte de los monitores y monitoras, de los participantes, porque cada año vemos como los repetidores/as evolucionan como personas, creciendo a nuestro lado, vemos como maduran y nos enriquecen en las convivencias, nos divertimos, nos reímos, jugamos y nos emocionamos.

2.- Cada año podríamos decir que podría ser la misma, y cada año igual o más gratificante y es ver cómo llegamos al campamento, ver los diferentes grupos de amigos que llegan y al final del campamento como se emocionan y se abrazan cuando llega el final del campa y ver como los grupos de amigos se engrandecen, el que viene solo siempre se va rodeado de muchos amigos y el que viene con amigos como engrandece su grupo de amigos.

Ver sus caras, sus expresiones, su necesidad de querer seguir allí y no volver a casa.

Gracias por cada uno de esos momentos, dan mucho valor a meses y meses de preparación de este trabajo, es de agradecer.

3.- Upps!!, que pregunta tan complicada, para mi hay muchas y son cada momento en el que cualquier participante se expresa con libertas y naturalidad, cuando son espontáneos y utilizan esa complicidad entre ellos, cuando hacen cualquier cosa sin ninguna maldad, y con ánimo de pasárselo bien entre ellos, los bailes, los retos que les ponemos, los momentos animación, los juegos nocturnos, las caras, las muecas, las picardías, los momentos cabañas y habitaciones, las conversaciones.

Hay tantos que es difícil quedarse con tan solo uno.

COORDINADORES DE TIEMPO LIBRE EN MADRID. CAMPAMENTOS DE NATURALEZA

RAQUEL ARQUERO. Coordinadora del Campamento de verano La Rivera de Eresma

1.- Cuando empecé a trabajar en este ámbito estaba muy ilusionada, me entusiasmaba la idea de poder hacer algo tan bonito.

Con los años, la ilusión porque llegue el verano aumenta. Ya no creo sólo que mi trabajo sea bonito, sé además que mi trabajo es importante.

Cada verano me ilusiona pensar que hay muchos niños y niñas esperando que llegue el momento de volver. Observo sus miradas y sus sonrisas momentos antes de subir al bus, y puedo sentir su emoción.

A pesar de lo duro que es mantener el ritmo de un campamento y la responsabilidad que implica, soy consciente de que mi trabajo crea momentos felices que se graban en la memoria de los niños y que le aportan valores importantes que les ayudan en su desarrollo.

2.- Si tuviera que destacar una de las experiencias más gratificantes, ha sido sin duda alguna poder contar entre mis acampados con un niño muy especial, que vino cada verano durante 9 años y que, pese a tener unas capacidades diferentes, ha disfrutado y aprovechado cada minuto de cada verano aprendiendo y enseñándonos a todos, acampados y monitores, que las trabas que nos pone la vida pueden superarse con esfuerzo, cariño y alegría.

Le he visto crecer, madurar, centrarse y convertirse en un gran joven que aun hoy, con 20 años, agradece todo lo que vivió en nuestro campamento. Y solo puedo sentirme orgullosa y agradecida, de haber podido compartir con él tantos momentos felices.

3.- Anécdotas divertidas hay muchas, cada verano contamos con más de una.

Una de las más divertidas fue una vez que fuimos a bañarnos al río y al salir del río una niña se puso a llorar convencida de que le había crecido un dedo.

Cierto es que tenía un dedo más largo que el otro, cosa de nacimiento, pero por más que le decíamos que lo tenía así desde siempre, seguía convencida de que le había crecido.

Los años siguientes, cada vez que volvía al campamento y nos tocaba bajar al río, recordábamos la anécdota y nos reíamos sin parar.

Que suerte tener a coordinadores de tiempo libre en Madrid como Raquel Arquero.

MAITE LARRASQUITU. Ayudante de coordinación Campamento Joven El Pinar de Piedralaves

1.- jeje, esta es fácil, tengo más ilusión, me encanta.

2.- Pues, hace dos o tres campas, mis niños del equipo que tenía como monitora (ya llevaba con ellos varios años), me escribieron una carta preciosa que leyeron en la radio. Hoy todavía la conservo y la tengo puesta en mi habitación. Fue un momento muy especial, de conexión y de unión con ellas y ellos.

Y está la vez, que ganó mi equipo el concurso de baile y me mantearon.

Las charlas con los mayores al irse a dormir.

3.- Difícil de elegir, tengo muchas… pues está la vez que Xexu y Fuentes se disfrazaron de Capitán Calzoncillos y se presentaron así en la piscina.

Consiguieron animar y hacer reir a todos los mayores.

Nuestras peleas con la comida, las presentaciones de Javi y Xexu en el Radar, nuestros vaciles a los mayores por las noches con el muñeco que ponemos para que crean que les estamos vigilando y que SIEMPRE nos la devuelven.

La vez que grabando el corto uno de los chavales mayores que hacía de tigre, al gruñir se resbaló y cayó encima de una de sus compañeras y terminaron echos un batiburrillo y de la risa que me entró yo también me caí…las discotecas bailando con los chavales, y la preparación previa en el campa. Momento de duchas en el que nos sentamos con ellos a charlar, escuchar música y arreglarnos para ir a la disco (esta sería de momento especial).

JAVIER ROGER. Ayudante de coordinación Campamento Aula El Pinar de Piedralaves

1.- No sigo con la misma ilusión, tengo más, tengo ganas de asumir más responsabilidades y retos para poder superarme, no sin olvidar intentar mejorar todo lo que tengo ya a mis espaldas.

2.- La experiencia más gratificante para mi siempre ocurre los últimos días del campa, cuando veo el cariño que han desarrollado entre los acampados y a la vuelta a Madrid se despiden hablando de próximos años y de más aventuras juntos.

Mi mejor experiencia es la cara de satisfacción en familias y acampados.

2.- Quizás no sea divertida en concreto pero el recuerdo que tengo de esto es de 15 días de diversión y disfrute. Recuerdo con especial ilusión y cariño cuando el equipo de pequeños del campa Joven lo conformamos mis grandes amigos Laura, Monty y yo.

Fue una quincena de locura, de diversión, de complicidad, de amistad y esto lo plasmamos en los grupos de acampados, que se contagiaron de ello y fueron una piña bestial que se llevo por delante a todo el campamento en cuestión de animación, desfase y diversión.

COORDINADORES DE TIEMPO LIBRE EN MADRID. CAMPAMENTOS URBANOS EN MADRID

VICKY GONZÁLEZ BLANCO. Coordinadora del campamento de verano en Madrid más importante de los últimos años, CAMPAMONTES El Pardo

1.- No sigo con la misma ilusión, cada año tengo más ilusión por el campamento, me encanta organizarlo, recibir llamadas y mails de las familias, ver como vuelven mis niños y mis niñas y también ver cómo crecen y se van a naturaleza pero siempre mantienen el contacto.
Creo que los campamentos son una época mágica del año que yo como coordinadora estoy esperando desde el mismo día que terminan el verano anterior.

2.- Siempre digo que para mí, el mejor momento del campamento es el primer día.

Me encanta llegar pronto a Campamontes, darme un paseo, estar sola en la instalación y pensar: en un rato esto estará lleno de campamonteros.

Y así es, un rato después mires donde mires, vayas al rincón que vayas siempre ves niños y niñas felices, jugando, riéndose y disfrutando.

Para mí, ese es el mejor momento sin duda alguna. Somos una gran familia.

3.- Es muy difícil elegir un solo momento divertido, porque son muchos los que hay en un verano, pero mi día favorito de Campamontes es LA FIESTA DEL AGUA.

Durante todo el verano yo pongo las normas y el orden peeeeero en la fiesta del agua , cuando cada monitor está con su grupo preparado en su prueba, cojo mi SUPER PISTOLA DE AGUA, la cargo hasta arriba, y me convierto en ¡LA DESCOORDINADORA!

Me dedico a pasarme por todas las pruebas y empapar a niños, monitores y el que se me cruce por delante, luego, por supuesto, tengo que esconderme ¡porque todos vienen a por mí!

PEDRO DE LUCAS. Coordinador Colegio Escuelas Aguirre -Madrid-

1.- Poder trabajar en lo que a uno le gusta no es sólo una suerte sino un privilegio. Poder hacerlo de la forma que te gusta lo es aún más.

Saber que tu trabajo funciona es muy gratificante, y más aún cuando el esfuerzo se ve recompensado con la confianza de dejarte plena libertad para hacerlo como tú quieras.

No es sólo ilusión, es motivación, es hacer las cosas pensando en cómo será lo mejor posible dentro de las limitaciones, que son muchas.

La ilusión no cesa, porque no se acaba un campamento y ya estás pensando cómo será el siguiente y qué cosas puedes hacer para que sea aún mejor.

Seguir sorprendiendo aunque parezca que ya lo has visto todo.

2.- Para mí lo más gratificante es cuando un niño o niña te viene al año siguiente y te cuenta las cosas que hizo el año anterior que hicieron que se lo pasara genial.

Cuando te piden repetir actividades que se convierten en clásicos (como los musicales o los mundialitos), o sencillamente esperan con ganas el vídeo de monitores para aprenderse la coreografía en sus casas, o se levantan antes para no perderse las animaciones matutinas y el trabajo que les cuesta convencer a sus padres para no llegar tarde al campamento.

También me gusta cuando te encuentras a los niños por la calle o en el metro y te paran para preguntarte si volverás, o contarte algo que ha pasado en el colegio o el disfraz que se pusieron en carnaval.

Me encanta cuando te dicen las actividades que quieren hacer al año siguiente, porque el campa no es uno más, sino el suyo, en el que pueden participar.

Y también, me gusta cuando me dicen que ellos cuando sean mayores, también quieren ser monitores porque quieren hacer felices a otros niños cuando sean mayores.

3.- El año que hicimos la vuelta al mundo pedimos a los niños que íbamos a visitar la India y vinieran vestidos de indios, y al día siguiente vinieron de indios, pero del oeste americano.

Cuando hicimos el musical de la Sirenita, pusimos efectos de lluvia por ordenador en la escena de la tormenta y los niños nos preguntaron “cómo habíamos conseguido que lloviera dentro del gimnasio”.

Otra vez, un niño de 5 años me dijo que “no quería crecer porque entonces yo me haría mayor y no podría ir al campamento”.

Le dije, que cuando yo fuera mayor, él tendría que ser el nuevo coordinador. Desde entonces siempre viene con su camiseta de “mini-monitor”.

Bonitas reflexiones de uno de nuestros coordinadores de tiempo libre en Madrid, gracias Pedro.

HUGO PEREA. Ayudante de coordinación CAMPAMONTES -El Pardo- Madrid

1.- Tengo más ilusión ahora que cuando empecé, sin lugar a dudas.

Por que cuando empiezas, lo haces con la ilusión del acampado que ya se le ha acabado la época de ser niño, y empiezas a degustar el ser monitor, pero cuando pasan los años y eres coordinador, ves el trabajo que cuando eras niño no veías, y ahora tu eres el que prepara las cosas para que los niños disfruten de ese campa.

Eso es lo más bonito sin duda.

2.- No hay nada como ver que los niños disfruten de ser niños, eso es lo mejor de nuestro trabajo. Pero me quedo con el/la niño/a, que el primer dia le cuesta ir, y el ultimo no se quiere ir. Eso es lo más gratificante.

3.- Podría contar muchísimas, pero si tengo que elegir una, el carnaval de verano.

Ver que los peques estaban un poco cortados, y agarré el micrófono y el altavoz, y a ritmo de Ini Kamoze poner a desfilar a los monitores y a los peques del campa comentando los disfraces, me moría de la risa!!

Cómo veis, nos hace mucha ilusión ver los motivados que están nuestros coordinadores de tiempo libre en Madrid -Aula Joven-

Seguiremos contando sus historias, anécdotas y que nos vayan contando cada día.

Campamentos de verano Aula Joven ¡40 segundos de ilusión!

Coordinadores de Tiempo Libre en Madrid
5 (100%) 1 vote